Bodega Otazu
Bodega Otazu
NATURALEZA, VINO, ARTE Y CULTURA

Bodega Otazu  demostrado su apuesta firme por el arte contemporáneo y su compromiso con la historia, la tradición vitivinícola y la naturaleza a través del trabajo de restauración del patrimonio histórico y cultural del Señorío de Otazu emprendido hace casi 30 años. Además, se ha creado un museo en el que se pueden apreciar numerosos instrumentos, maquinaria y material gráfico sobre la historia de este terroir tan singular. Otazu se ha convertido en un espacio de arte contemporáneo en sí mismo en el que se exhibe una colección de más de un centenar obras de destacados artistas nacionales e internacionales que atrae a visitantes de todos los rincones de la tierra. Entre ellas, destacan las más monumentales, que funden su belleza con la del valle que las rodea, entre las sierras de Sarbil y del Perdón. El arte contemporáneo y el arte de hacer vino convergen en este paraje logrando una expresión única. Creada en 2016, la Fundación Otazu trabaja para desarrollar ese diálogo entre estos dos ámbitos desde una perspectiva integral.

Bodega Otazu participará dentro del programa de arte y ruralidad del Gobierno de Navarra con un Encuentro con Carlos Ollo: literatura en un espacio de arte. El escritor de A la luz del vino visitará una vez más el escenario de su novela, cuya trama gira alrededor de la investigación de la muerte repentina de su enólogo, para compartir con el público las claves de ese proceso creativo inspirado en la belleza de este paraje idílico y para el que ha contado con la asesoría técnica del enólogo de la bodega, José Luis Ruiz, con quien se ha reunido en varias ocasiones.

 

 

 

 

Bodega Otazu

 

A través de la Fundación Otazu combinan la pasión por el arte con la pasión por el vino. El proyecto de inclusión de una colección de arte en las entrañas mismas de la planta de producción y en el Señorío cuenta con unas 100 obras de prominentes artistas nacionales e internacionales que atrae a visitantes de todos los rincones de la tierra.

 

La bodega ha demostrado su apuesta firme por el arte contemporáneo, su compromiso con la historia, la tradición vitivinícola y la naturaleza a través de todo el trabajo de restauración del patrimonio histórico-cultural del Señorío y el edificio antiguo de la bodega, la creación de un museo en el que se pueden apreciar numerosos instrumentos y maquinaria de distintas épocas, así como material gráfico sobre la historia de este terroir.